Alto el fuego de ETA: Un debate abierto (II)

Escrito porJuanjo Ibanez

11 Ene, 2011

Logo Debate sobre ETALogo Debate sobre ETA
Abordamos el segundo post de esta serie, que ayer iniciáramos con la periodista Inés Gallastegui y el economista Xabier Txokarro. Esta cadena pretende dar voz a parte de la sociedad vasca ante la noticia del nuevo alto el fuego declarado por ETA. La  intención no es otra que la de conocer de primera mano lo que las vascas y los vascos piensan de este problema, enquistado durante más de 50 años.
Hoy vamos a conocer la opinión de otras dos personas que han respondido a nuestras preguntas. Uno es Hasier Exteberría, escritor, periodista y fundador de ZuZeu.com.
El otro entrevistado es el también periodista Javier Vizcaino, bloguero de Público tras muchos años trabajando en Radio Euskadi.
Pregunta:  ¿Crees que Euskadi debe ser independiente?


H.E.: Eso es cosa de los vascos y vascas. Y de nadie más. La cuestión de la independencia a mí no es lo que más me preocupa, pues opino que el verdadero problema, el germen de todo, más que político es cultural y lingüístico.
J.V.: Euskadi debe decidir su futuro libremente. Si el deseo mayoritario es la independencia, adelante. Pero si no lo es, también adelante. Hay que aceptar el resultado sea el que sea.
¿Qué opinas de ETA?

H.E.: ETA nació cuando yo nací. Es mucho tiempo de vida, tanto para acertar como para errar. ¿A qué período de ETA te refieres? ¿De cuál de las ETAs que he conocido quieres que opine? Sólo mencionamos esa ETA exasperante, inútil y dolorosa, que ha prolongado en exceso su actividad, a sabiendas de que jamás podría vencer por el camino de la violencia. Además del horror producido a lo largo del tiempo, yo le recrimino su patético paternalismo que ha acabado por paralizarnos a todos. Pero, cuidado, hubo una ETA clave en nuestra formación política y antifascista, así como en la de muchos españoles. ¿O es que todo el mundo ha perdido la memoria y nadie se acuerda de nada?
J.V.: Es uno de los peores errores de nuestra historia. Ha causado muerte y dolor gratuítamente, arrogándose una representación que nadie le ha concedido. Por si fuera poco, su existencia ha servido como coartada perfecta para justificar todo tipo de tropelías.
¿Cómo valoras el comunicado?


H.E.: Muy positivamente. Creo que esta vez es la buena, aunque muy tardía, por desgracia.
J.V.: Era lo esperado. Absolutamente nada. Lo importante no es lo que diga o deje de decir ETA. Lo que tiene valor es el paso que ha dado la izquierda abertzale ilegalizada, que es donde está la fuerza social y la capacidad transformadora. Creo que es un paso sincero y definitivo que hace que lo de ETA sea sólo una anécdota.
¿Crees que ETA tiene verdadera voluntad de dejar las armas o sólo es una excusa para rearmarse?


H.E.: No le queda otra que parar.
J.V.: Hay una parte de ETA que quiere dejar las armas ya mismo. Otra parte se resiste. Ignoro cuál es la correlación de fuerzas entre unos y otros.
¿Crees que hay algún cambio desde la tregua anterior que posibilite que esta sea la definitiva?


H.E.: Los suyos se lo han pedido expresamente. Y todos los demás también. ETA no viene de Marte, es de su pueblo. Apostaría por que esta va a ser la buena.
J.V.: Si no hay vuelta atrás en la apuesta de la izquierda abertzale ilegalizada, esta será la definitiva. No es descartable que se mantenga un grupúsculo violento, pero insisto en que sin la fuerza social, apenas serán algo residual.
¿Qué condiciones se tienen que dar para que lo sea?


H.E.: Yo creo que el paso dado es verdaderamente irreversible, pero me gustaría que, por una vez los estados francés y español fueran, si no generosos, al menos justos. Que se dejen de zarandajas y cálculos electorales, que tengan altura de miras y calquen las soluciones de otros lugares como Irlanda.
J.V.: Es importante que todos quieran que esto se acabe. Desgraciadamente, hay un amplio sector que no está por la labor de quedarse sin su coartada y que hará todo lo posible por torpedear el abandono de la violencia. Aunque nos parezca terrible, ETA ha dado muchos votos a cambio de un precio que en términos fríos es perfectamente asumible.
Cuando los medios de comunicación (a nivel estatal) se refieren al conflicto vasco, ¿compartes su forma de contarlo (el conflicto vasco)?


H.E.: Casi nunca aciertan y el prejuicio domina todo análisis. El punto de partida es claro: lo democrático, lo avanzado, lo universal, lo moderno… es ser español o francés. «¿Para qué queréis un estado ahora que los estados tienden a desaparecer?», dicen. Pero nadie regala sus propias estructuras políticas ni permite quebranto en ellas. Por algo será. ¿Por qué nosotros no podemos tener lo que tiene, Lituania, por ejemplo? De todos modos lo que más me molesta es el aciago apriorismo que lleva instalado hace demasiado tiempo en el no querer ver de los españoles: todo lo vasco (lengua, cultura, reclamación política…) es sinónimo de terrorismo. Siento decir que el asunto no es tan simple como eso. La auténtica democracia exige lo opuesto: dar voz y ofrecer respeto a la voluntad, sea esta la que sea.
J.V.: No se puede generalizar. Hay versiones directamente repugnantes, otras que carecen de información y se basan en topicazos. Pero también hay muchos periodistas que tratan de contarlo de una forma sincera. Lo que no podemos pedir es que la versión buena coincida con la nuestra. Hay que aceptar las opiniones diferentes, incluso las muy diferentes, siempre que se expresen desde el respeto y la honestidad. Y claro, nosotros también debemos ser respetuosos y honestos.
¿Qué opinas sobre la ilegalización de Batasuna?


H.E.: Un error y un insulto a la inteligencia democrática.
J.V.: Que nunca debió ocurrir y que se debe revertir lo antes posible. Ya mismo.
¿Qué opinas sobre la política de dispersión de presos?


H.E.: Un horror y una injusticia de estado. No comprendo cómo los jueces duermen con la conciencia tranquila vulnerando ellos mismo tan flagrantemente sus propias leyes. Las sociedades modernas han desarrollado capacidades increíbles de autoengaño y justificación para tragar asuntos con la nariz tapada. Y no sólo en España. Miremos dónde miremos, veremos guantánamos.
J.V.: Castiga a los familiares, que no son responsables de lo que hayn podido hacer los presos.
¿Conoces a alguien amenazado por ETA?


H.E.: Claro que sí. Yo mismo tuve problemas en este sentido en el 2003. Pero también los he tenido en sentido contrario. Vivir aquí y querer opinar y ser libre es muy complicado y no siempre se entiende. Al mismo tiempo que ETA hablaba de mí en uno de sus boletines acusándome de barbaridades, concedieron un premio a un libro del mentiroso de Jose María Calleja en el que me acusaba de proetarra. C’est la vie.
J.V.: A muchísimas personas y muy cercanas, además.
¿Conoces a alguien que esté en la cárcel por pertenecer a ETA?
H.E.: A bastantes. A demasiados. Pero de igual manera conozco a otro montón que también lo está sin serlo en absoluto.
J.V.: A unas cuantas, sí. También conozco a quien ha estado en la cárcel acusado de ser de ETA sin haberlo sido jamás.
¿Te has sentido alguna perseguido/discriminado/criminalizado por ser vasco o hablar en euskera?
H.E.: Perseguido y criminalizado es demasiado decir, pero sí discriminado. O imposibilitado. Todos los días. Es suficiente con que intentes pedir un taxi por teléfono o un té en un bar: es imposible vivir en tu propia lengua en tu propio territorio. Y el asunto es aún peor en la parte francesa donde resido. Pero también es una suerte ser de una cultura y un país pequeños, que permiten a gente sin especiales luces como yo hacer cosas que en otra parte no podría: crear periódicos, publicar libros, mover internet, dar charlas, salir en televisión… Yo en Alemania o Canadá, no tendría oportunidad de mover las cosas. Aquí la he tenido y la sigo teniendo.
J.V.: Por una minoría infinitesimal. La inmensa mayoría no nos discrima ni nos persigue ni nos criminaliza por eso. No hay que caer en el victimismo fácil.
¿Te sientes identificado con Patxi López como lehendakari?
H.E.: En absoluto. ¡Pero si ni siquiera habla nuestra lengua! ¿Quién puede creer a un presidente que no le hable en su lengua? ¿Os imagináis a alguien en la Moncloa incapaz de hablar español y que en el mejor de los casos lo habla chapurriau? Es surrealista del todo. ¿Cómo diablos va a ser nuestro Lehendakari? ¿Es que estamos locos? No niego la democracia aritmética del asunto, pero para mí el Señor López es como un chino en el Tibet. Además, creo que comete dos errores que nunca le perdonarán los suyos y la historia: uno, casarse con la derecha del PP, un sapo demasiado horrible para ser digerido por su propia militancia histórica de izquierdas;  y dos, haber abandonado vías más vasquistas y tolerantes, mandando al traste toda opción transversal y seccionando en dos la demografía vasca.
J.V.: No
¿Cuál sería el paso siguiente que debería producirse en Euskadi tras la desaparición de ETA?
H.E.: Que todo el mundo diga lo que verdaderamente desea en pos de encontrar la fórmula para que podamos vivir juntos y en libertad, Patxi López con su China, y yo con mi Tibet, que para algo somos humanos y mayorcitos. Y sobre todo, que nadie intente tutelarnos. Estamos hartos de que todo el mundo, unos y otros, traten de salvarnos.
J.V.: Hacer política, sin más. Y sin menos.



Te puede interesar…

13 Comentarios

  1. Inés Gallastegui

    Hola Hasier:
    Coincido en tu análisis de que ETA tuvo su sentido durante el franquismo.
    Respecto a Patxi López, cuidado: la lengua materna de la mayoría de los vascos es el castellano… salvo que ahora pretendas sostener el argumento racista de que los vascos que no hablan euskera no son vascos. Las increíbles ventajas dadas a los euskaldunes en el empleo público y en otros ámbitos (tú mismo reconoces que «sin especiales luces» has logrado publicar libros…) y la imposición del euskera en el sistema educativo no han logrado, después de treinta años, extenderlo a la mayoría de la población. La lengua es un instrumento comunicativo y es contraproducente usarla como arma política.
    Patxi López habla la lengua que hablan el 99% de los vascos, y debería, claro que sí, aprender la otra lengua vasca, la que hablan… no sé, ¿el 35% de los vascos?

  2. Hatz

    Siento contribuir a salirnos del tema (o a entrar precisamente al TEMA) pero no puedo dejar de responder a Inés:
    1. Creo que has malinterpretado a Hasier, el cual además a peca de modestia. La posibilidad a la que se refiere no viene dada de tal o cual ayuda, sino del hecho de ser una cultura «pequeña». 2.¿Podrías concretar cuales son «Las increibles ventajas dadas a los euskaldunes»? 3. Imposición del euskera en el sistema educativo? Estamos hablando del mismo país? De ese donde la educación en euskara se ha desarrollado fundamentalmente a los esfuerzos hechos FUERA de la administración y muchas veces A PESAR de la misma? 4. Euskaldunak ez gara ezeren %35a! %100 gara eta horrela ikusten ez gaituzuen bitartean gatazka latza izango dugu.

  3. Jon

    Ines, tus comentarios producen como mínimo nauseas. A ti la convivencia te importa un carajo
    1. Los vascos que hablan euskera son euskaldunes (Carlos Iturgaiz). Los vascos que no hablan euskera no son euskaldunes (Iñaki Anasagasti). Todos los euskaldunes son vascos. Todos los vascos no son euskaldunes. ¿Dónde ves el racismo?
    2. ¿Imposición del euskera? ¿Enormes ventajas? ¿En que país vives?
    3. Patxi Lopez no habla la lengua del 99% de los vascos, porque no tiene ni idea de francés y que yo sepa los de iparralde son tan vascos como nosotros.
    4. No hay “otra” lengua vasca como dices. Hay una única lengua vasca y otras dos (el francés y el castellano) que los vascos han asumido como propias.

  4. Hasier Etxeberria

    Ines
    No, lo mío no es racismo, estáte segura. Quizás sea otra cosa. No lo sé. Por cierto, y ya que de lengua hablas, ¿impido yo que te comuniques conmigo en la lengua que tú elijas? Yo contigo no tengo opción, ni siquiera me puedo plantear en cuál hemos de comunicarnos: he de hablar la que tú has elegido. Punto final.
    Desgraciadamente los únicos bilingües somos los euskaldunes. A ver qué remedio. Yo no puedo usar el derecho a elegir la lengua con la que prefiero comunicarme. No puedo ejercer efectivamente el derecho. Nunca podré hacerlo sin que quienes no las sabéis déis el paso de aprenderla, al menos, hasta poder permitir mi expresión, es decir, hasta que entendáis lo que digo. Y hablad después la que os venga en gana. Yo ahora mismo, no puedo permitírmelo. He de hablar la que otros eligen, por fuerza. Pero me gustaría que me conocieras también en la otra. Y me parece muy triste que el Lehendakari de todos, no pueda ser el mío. ¿Cómo va a serlo si ni siquiera sabe de qué hablo?
    Y no es cuestión de democracias, mayorías ni números. Por ponerte un ejemplo, mira los derechos de las mujeres en el mundo. La mayoría están puteadas. La mayoría de nada es garantía. ¿A que eres universalista y crees que hay que salvaguardar la cultura de los pigmeos, etc? Yo soy tu aymara, soy tu pigmeo. Sólo que vecino tuyo, de aquí mismo, de toda la vida. Ni más, ni menos. ¿A que es más difícil convivir con nosotros y nuestras cosas, con la crisis permanente que producimos con nuestr, pero no me llames racista, que eso sí que no te lo admito.

  5. Inés Gallastegui

    Hasier:
    Quiero que conste que no te he llamado racista, para nada. Solo apuntaba que sería racista decir que los vascos no euskaldunes no son vascos.
    Te doy toda la razón en que tú y yo no podemos hablar en euskera. Y lo siento. Pero sí podemos hablar en castellano. Sería muy romántico que todo el mundo pudiera hablar con todo el mundo en la lengua que cada uno quisiera, pero muy poco práctico. Yo prefiero estudiar inglés, francés o alemán, que me sirven para entender a más gente. Y me encantaría saber chino y árabe. Hoy por hoy, puedo entenderme con todos los vascos en un idioma común. Con todos los que quieran comunicarse, claro.
    Los sujetos de derechos son los individuos, no las culturas. No me preocupa tanto la antigua cultura de los pigmeos como las posibilidades de cada uno de ellos para vivir hoy en paz y libertad.
    Hatz:
    Ser euskaldun se ha valorado exageradamente en puestos de la administración en los que el euskera era, cuando menos, dudosamente necesario. Tú lo sabrás mejor que yo. En cuanto a la educación, tengo entendido que hasta este mismo año, los padres no podían elegir educación en castellano (con o sin el euskera como asignatura) en la gran mayoría de los centros educativos. A eso me refiero con imposición.
    Jon:
    Vomita y luego debatimos.

  6. Hasier Etxeberria

    Ines,
    ¿y te crees que a mi no me gusta aprender inglés, chino, árabe? ¿te crees que soy diferente a tí? Yo sólo sé que tu y yo somos de un mismo sitio, teneomos los mismos derechos, pero que yo no los puedo usar si tú no me dejas. Tú verás. Es cosa tuya, pero no me lo achaques a mía ni hagas de ello cruzada.
    Por cierto, me pongo a hablar claro, «es poco práctico» dices. ¿Para quién? Es poco práctico guardar la cultura pigmea y la aymara, claro que sí. Desaparezcan cuanto antes. Total, los euskaldunes somos 800.00 en todo el mundo, de queé va este rollo, pero por queé no lo dejan ya, mira que son pelmas, etc…
    salvar las ballenas tampoco es muy práctico, comámoslas de una puta vez…
    me cansas. me canso, es la milésima vez, siempre sin frutos en este predicar… Creo que, finalmente, no entiendes nada y que es un desastre intentar explicar algo que el ganador se niega a entender.
    -O cielos, he pisado una hormiga al caminar. ¿Qué dolor tan terrible en mi pata!— dijo el elefante.
    La hormiga, sin embargo, se quedó sin decir nada.
    Tú misma, amiga: «Violar es cuando no se quiere, y yo sí que quería» dice el violador. Pues eso.

  7. Mikel

    Inés, ¿al margen de topicazos y comentarios sin ningún tipo de rigor ni sentido crítico, estás dispuesta a debatir con un poco de fundamento?
    -Sin los derechos colectivos y culturales, los derechos individuales no son nada. Eso es de Teoría Política I.
    -En España es obligatorio saber español para trabajar y nadie se rasga las vestiduras, que yo sepa. ¿Hace falta saber español para ser español? Espero que tu respuesta sea que no.
    -Debería considerarse que la situación actual del euskera es consecuencia, en gran medida, de una cuantas décadas de dictadura que ya sé que todos vosotros, como demócratas congénitos que sóis, condenáis y patatín y patatán. Pero a veces parece que se os olvida.

  8. Chino en el Tibet

    Aquí un chino en el Tibet que no está de acuerdo con la desafortunada respuesta de Hasier Etxeberria, dando certificados de buen vasco.
    Puede ser lehendakari cualquier ciudadano residente legal en Euskadi la única condición es tener mayoría en el parlamento.
    Por cierto nada distinto a lo que pasaba con Ibarretxe o Graikoetxea que tampoco sabían Euskara cuando entraron en Ajuria Enea

  9. Tenorio

    Querida Inés,
    Creo que Hasier cita a personas como tú a lo largo de toda su entrevista, aquellas que, con sorprendente cinismo se acogen a la literalidad de algunos eslóganes o tópicos para llevar lo más allá posible un modelo de colonialismo cultural, hispano para más señas. Hablar de que la lengua del 99% de los vascos es el castellano es de perogrullo, minipunto para ti, pero, qué hay sobre el derecho de Hasier u otros a vivir en su lengua (esa que solo hablan un 35%) y sobre todo, a ser gobernado y tratado por la administración en su idioma materno? Por muy práctico que sea hablar en ingles, imagino que no se te habrá pasado por la cabeza la posibilidad de que por ejemplo, este idioma sustituya al castellano en aras de una mayor y mejor comunicación entre paises de todo el mundo, en definitiva, para qué ponerte a estas alturas a aprender árabe o chino si todos podemos aprender un mismo y único idioma?
    Y sobre: (tú mismo reconoces que “sin especiales luces” has logrado publicar libros…) aparte de no querer entender el puntico de ironía de la idea, observo que aprovechas el pretexto para zurrarle al tópico de los vascoparlantes enchufados e inútiles en la administración, como si la reciente regeneración cívica vivida con la entrada de un nuevo partido en el Gobierno Vasco y sus empresas públicas, hubiese venido a demostrar que el principal critero para participar de la adminisración es el de la valía. Hay quien incluso, sin saber hacer la O con un canuto ha sido director de la biblioteca nacional, fijese usted que eso debe ser más que escribir un libro siendo alguien con pocas luces.

  10. Cris

    Yo dejaría de vivir en Euskadi, no por miedo, ni siquiera por convicciones, sino por aburrimiento… también debería irme de Catalunya por lo mismo…. pero que, que coñazo llegáis a resultar con el tema del nacionalismo…Personalmente vivir en una comunidad donde se invierte tanto tiempo y tanto dinero en algo que me resulta tan ajeno, tan transnochado, tan estúpido, la verdad es que me saca de quicio. Que en lo años que ha estado Montilla en el poder, el personal se centrara en como pronunciaba el catalán me parecía surrealista… leer por aquí la chorrada de si Patxi Lopez habla con propiedad el euskera es mas de lo mismo.
    Personalmente estoy hasta las narices de nacionalismos, de vosotros y de los que cuelgan la bandera española de 40m en la Plaza de Colon, para mi os alimentáis de lo mismo. Sois una pesadilla, sobre todo por lo pesado que llegais a ser…. a mucha gente todo esta fanfarria no nos importa nada, pero lo que se dice, nada de nada… estoy totalmente a favor de que se permitan los referendums de independencia o autodeterminación …. ojala se hicieran mañana y a todo votaría que si… simplemente porque dejarais de dar el coñazo con este tema y pudieramos dedicarnos todos lo que vivimos en vuestros «paises» a hablar de otras cosas.

  11. Cris

    Quería decir en «vuestros» países.. que desde luego no pongo en duda de la identidad histórica y cultural que os ha convertido en nacionalidad, etc, etc. Aunque a partir de ahí seáis incapaces de evolucionar.

  12. Rodrigo

    MIkel,
    eso de que en España es obligatorio saber español para trabajar es falso.

  13. Mikel

    Rodrigo, artículo tres de la constitución española:
    El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.
    Qué poco conocéis algunos aquello que tanto amáis

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tercer post de la serie dedicada al alto el fuego de ETA | 1001 Medios - [...] Llegamos al penúltimo de nuestros post dedicados a las reacciones que ha suscitado en la sociedad vasca el último…