Cuando el Periodismo da en la Diana y falla nos sobrecogemos. El caso de la joven Diana Quer es una buena muestra de la importancia del viejo oficio, de lo mejor y también de lo peor que puede hacerse. El espectáculo que hemos vivido en diversos medios nos hace preguntarnos por los límites, las líneas rojas, la ética, lo importante, lo urgente. Sobre todo, la responsabilidad.

Los compañeros de La Voz de Galicia pueden servir de ejemplo de todo lo bueno que puede publicarse. Trabajo serio y riguroso, que huye de los titulares pomposos y se esfuerza en desvelar las claves del caso.  También hay reflexiones sesudas, como la de Emelina Fernández, presidenta del Consejo Audiovisual de Andalucía, que en un artículo publicado en Diario de Sevilla titulado ‘Diana Quer, relato indigno de un crimen machista’, saca los colores a los más esquinados del oficio y les dice: “La forma y el cómo se ha resuelto el caso ha dejado en evidencia a estos periodistas y tertulianos que sin escrúpulos dedicaron horas y horas a desprestigiar a la joven asesinada, culpabilizándola de su propio infortunio”. Tal cual.

Manuel Jabois, en El País, en otro artículo brillante como el de Emelina Fernández, titulado ‘A la caza de la familia Quer’, contextualiza, enumera y explica “todo falso o innecesario, una colección de horrores publicada y emitida con la excusa de una tragedia”.

El listado es un rosario de extragavancias dañinas, de cruce de fronteras desleales, de insultos a los miles de honrados periodistas que cada mañana se levanta, o se acuesta, para tratar de honrar al mejor oficio del mundo. Lean: “Las fiestas “con hombres” de su madre enredaron la investigación sobre Diana Quer. También hubo “episodios oscuros” en la familia con gritos de “golfa, perra” del exmarido a su exmujer. La madre de Diana fue vista entrando en una misteriosa “casa azul” junto al lugar en el que apareció el móvil de la chica. Una vecina de los Quer dispone de una información “muy valiosa” y se la ha comentado al alcalde, depositario de esa confidencia que “podría dar un giro” a la investigación. La madre de Diana Quer le dijo a su hija: “Tómate un orfi”. Una vidente anunció que la chica está en A Pobra: “No ha salido nunca de ahí”. SOS Desaparecidos difundió imágenes de ella en Serbia, Croacia y Rumanía; en cada país podría haber cambiar de aspecto. Una grafóloga advirtió de que Diana Quer es inmadura y tiene poca autoestima. Fuma, bebe y anda con chicos peligrosos. Las hermanas discutían con sus padres, se peleaban con ellos y entre ellas. Altercado en una clínica. Posibles malos tratos. Cuando Diana se iba de casa su madre podía estar tres días sin saber nada de ella, pero cuando Diana desapareció, llamó inmediatamente a la Guardia Civil. Su hermana Valeria, de 15 años, se enamoró y se fue de viaje a África. La madre de Diana Quer podría estar liada con el padre de una ex de Paquirrín. En las fiestas de A Pobra, Diana Quer se enrolló con un chico que no conocía. “La vida de lujo de los Quer”, tituló un portal”.

En 1001 Medios nos ha parecido que debíamos abrir un debate al respecto. Crecimos con el vil espectáculo de las Niñas de Alcáser, probablemente el día que en este país nació la Telebasura.

Y hoy queremos reivindicar la necesidad del Periodismo comprometido que busca contar lo que sucede, como siempre, como todos los días, como ayer. Como mañana.

Así que hemos recurrido a los clásicos, a los Maestros, a los que llevan toda la vida en esto del Periodismo y tienen mucho que decir, contar, explicar y, sobre todo, compartir. Antonio Manfredi es un gran ejemplo y este es el texto que ha escrito, que con el título ‘Las lecciones del caso Diana Quer. Aproximación al diálogo con la Guardia Civil’, supone un compendio de buena parte de los problemas, pero también de las soluciones, que el Periodismo enfrenta en este tipo de coberturas tan mediáticas, donde ciertos intereses hacen que el Periodismo, deje de ser exacgtamente lo que tiene que ser.

Damos las gracias, de corazón, a Antonio Manfredi, y publicamos su texto. Os animamos a participar en el debate con la etiqueta #PeriodismoenlaDiana para tratar entre todos de dilucidar lo mejor y lo peor de nuestra pasión, de nuestro compromiso.

Las lecciones del caso Diana Quer. Aproximación al diálogo con la Guardia Civil

’Mi compañero y amigo Javier Barrera, de Ideal de Granada y alma de 1001 Medios me lanza un reto vía Facebook, animándome a escribir un texto para iniciar un debate constructivo a cuenta del caso Diana Quer y lo descontento que parecen estar con nosotros, los periodistas, desde la Guardia Civil. Asunto como verán bastante controvertido y donde chocan intereses, visiones y libertades básicas. De modo que voy a intentar iniciar un debate y, si le gusta a Barrera, que pueda servir de inicio, aunque lo hago con toda modestia y no sin temerme que, una vez más, podría quedarse en un intento; aunque de intentos y fracasos previos están siempre llenos los éxitos.

La detención del presunto asesino de Diana Quer y, probablemente, el hecho de que se haya producido en una etapa de cierta escasez informativa (hasta en Cataluña estaban tranquilos con la tregua navideña) ha propiciado portadas y portadas en todos los medios. Una vez conocida la personalidad de Abuín y lo malísimo que fue siempre (aunque sólo pasó un mes en la cárcel gracias al sistema judicial y policial en que vivimos) los dos coroneles de la Guardia Civil adscritos a la UCO (Unidad Central Operativa) se despacharon, entre otros, con los periodistas, especialmente el coronel Manuel Sánchez Corbí, autor, por cierto, de dos libros muy interesantes sobre la lucha de la Guardia Civil contra ETA.  

No digo que no tengan razón cuando ven amenazas en su trabajo. La reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que recorta hasta un máximo de 18 meses los tiempos para una investigación; la nueva regulación europea del archivo de datos de usuarios por parte de las compañías de comunicaciones y la injerencia, considerada irresponsable, de los medios, que afectan a la calidad de esas investigaciones. Así lo ha explicado El Mundo en un interesante resumen. Todo ello dificulta la investigación de casos tan complejos como éste, pero, permítanme añadir algunos puntos para el debate, dejando por delante (bien lo saben los que me conocen) mi respeto, admiración y cariño hacia la Guardia Civil tanto por razones personales como profesionales, de modo que absténgase radicales de ver en este texto algo destructiva. Al contrario, sobre todo porque me parece muy bien que la Guardia Civil de su punto de vista, en una sociedad libre como la nuestra; pues, tal vez, nos hubiera ido mucho mejor en otros casos si los responsables del Cuerpo hubieran sido tan habladores como lo han sido ahora. En fin, dicho esto, propongo 10 puntos para el debate.

  1. Desde la Guardia Civil se propone que sea el colectivo de Periodistas el que recurra a la Autoregulación para evitar espectáculos mediáticos como el de Diana Quer, a quien, junto a su familia, poco menos se ha dicho que era lógico que una chica así y una familia así viviera este drama, con lo raritos que eran; hasta que se comprueba que fue la víctima de un perturbado, como lo podría haber sido cualquier otra. Sin embargo, la Autoregulación no funciona en los sistemas meditérráneos; solo en los anglosajones, porque la estructura y debilidad de los medios lo impiden. De modo que busquemos otra vía, que las hay.
  2. La Guardia Civil dice que tuvo que adelantar la operación de detener a Abuín porque un medio gallego publicó la llegada de efectivos para efectuar esa detención, lo que les obligó a acelerar sus planes y de ahí sus críticas. Ser tan radicales en las afirmaciones puede dejarles en evidencia, porque lo cierto es que la detención se produce después de que Aubín intentara otra acción similar a la de Quer y eso pese a que, según la propia Guardia Civil, estaban encima de él desde hacía meses. Cuando se utilizan argumentos contundentes es bueno guardarse las espaldas para no quedar al descubierto. Conclusión, hablemos de formas de colaboración más estrecha que impidan lo uno y lo otro, basadas en la confianza. Créanme, funcionan. ¿Se imaginan el escenario si Abuín hubiera tenido éxito en ese último intento de secuestro?
  3. Cuando se hace una acusación de ese tipo, poniendo a todos los medios en el mismo saco, se corre el peligro de ser injusto, como lo ha sido la Guardia Civil. La mayor parte de los medios han sido fieles a una practica informativa, de modo que sería bueno aislar el foco, centrado en la presión de las televisiones, en el marco de sus programas de entretenimiento y no informativos. Así que comencemos por identificar el problema para actuar.
  4. ¿Ha pensado la Guardia Civil en solicitar la intervención de la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo de FAPE, como lo hacen muchos otros ciudadanos? Se aprende mucho de sus informes. En el caso de Andalucía, también tiene su propia comisión el Colegio de Periodistas.
  5. ¿Sabe la Guardia Civil que los periodistas estamos integrados en asociaciones y colegios, con capacidad de negociación y mejora de nuestro trabajo? Creo que es hora de que abandonen esa distancia y ese silencio y se impliquen porque, como ha reconocido el coronel Sánchez Corbí, su trabajo está en peligro y eso nos afecta a todos.
  6. Las legítimas preocupaciones de la Guardia Civil no están exentas del gran debate actual que nos llega desde cualquier parte del mundo: el conflicto entre seguridad y libertad. Asumir con rotundidad que la primera es más importante que la segunda no es bueno, porque es un discurso que se ha demostrado incapaz de resolver los problemas de los ciudadanos, por mucho que haya países muy seguros y económicamente rentables. Yo, sinceramente, no quiero que mi país se parezca a China. No den, pues, por terminado este debate.
  7. ¿Puede garantizarnos la Guardia Civil a los periodistas que algunas de sus acciones no son más que un instrumento político? Dicho de otro modo, ¿cómo se ha sentido el coronel Sánchez Corbí cuando informes a medio terminar de la UCO han llenado de titulares y graves acusaciones, luego sin fundamento?.
  8. Otra pregunta al hilo de su mediática rueda de prensa: ¿Creen que con esas declaraciones han dado munición a la Defensa de Abuín haciendo afirmaciones que luego habrá que demostrar al 100 % ante un Tribunal, donde podría haber un Jurado?  ¿Podría haberse hecho de otra manera, después de llegar a un acuerdo con los medios?.
  9. ¿No cree la UCO que este éxito policial, fruto de miles de horas de concienzudo trabajo de multitud de agentes podría haberse convertido en un éxito de comunicación y en un mensaje, por lo tanto, de seguridad y tranquilidad a la población en vez de una demanda que no ha recibido el apoyo del mediático ministro del Interior, que aprovecha cualquier ocasión para decirles que son ustedes unos fenómenos, obviando lo negativo? Seguro que la mayor parte de los medios estarían más que dispuestos a ayudarles en ese camino. La Guardia Civil sigue siendo una de las instituciones más valoradas del país.
  10. Conclusión, sentémonos a buscar fórmulas que ayuden al ciudadano a sentirse seguro, bien informado, no manipulado y merecedor de un gran cuerpo policial y unos medios de comunicación que, desde la crítica y la libertad de expresión, den herramientas de libertad.
Anuncios