El sueño de Gabo

Escrito por1001 Medios

2 Jun, 2020

El sueño de Gabo fue quizá su mejor novela. Su mejor idea. Su gran proyecto. «Hacer el mejor Periodismo del mundo». Dice el diario colombiano El Espectador en su editorial dedicado a los 25 años del nacimiento de la Fundación Gabo que «nunca dejó de ser periodista, quiso que el conocimiento de este oficio fuera compartido con quienes transitaban por las salas de redacción. No solo aportó la visión y recursos iniciales para esta aventura, junto con el apoyo de la Unesco, sino que fue el primer gran maestro de una Fundación destinada a promover un nuevo periodismo iberoamericano. A partir de entonces miles de periodistas de muchos países se han beneficiado de cientos de talleres, seminarios, premios, becas, publicaciones y otras iniciativas en línea ‘para transmitir a las nuevas generaciones el sueño de Gabo de hacer el mejor periodismo del mundo: un periodismo independiente que busca investigar, descifrar y explicar los hechos de la realidad de manera rigurosa, ética y creativa, para que la ciudadanía esté mejor informada’”. Ya sabes, una prensa débil, una democracia frágil. La fatídica ecuación.

Prensa7dias.com, Periodismo de anáiisis, publica un artículo que comienza con el recuerdo del del primer taller que alumbró la Fundación Gabo: » El 24 de mayo de 1995, diez jóvenes periodistas recibian un taller de reportería a cargo del Nobel  Gabriel García Márquez. Uno de los ejercicios de aquel encuentro consistió en la descripción de personas a partir de la caracterización de sus rasgos físicos. Para eso, el tallerista convocó a un experto en retrato hablado de la policía, quien enseñó a los aprendices los aspectos que consideraba más importantes para hacerse la imagen de alguien: las facciones del rostro, su altura, contextura, etcétera. El ejercicio hizo parte del primer taller que impartió el Nobel de Literatura en el primer año de actividades de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano –actual Fundación Gabo–».

Y continúa: «Tratamos de interpretar lo mejor posible el sueño y la idea que Gabo tenía de hacer estos talleres de periodismo. Y todo nació entre Barranquilla y Cartagena, como muchos de sus proyectos. ‘Lo que hemos hecho es tratar de interpretar lo mejor posible el sueño y la idea que Gabo tenía de hacer estos talleres. El primer año hicimos actividades que siguen presentes en la Fundación. Después vinieron talleres de periodismo de investigación, de edición, de ética, de periodismo judicial. También uno de periodismo en internet, en 1997, que es probablemente el primero de su tipo en el mundo. Todo esto nació entre Barranquilla y Cartagena, como muchas cosas de Gabo’”.

El Heraldo asimismo rescata la idea del primer taller en este reportaje en el que participa Jamie Abello Alfi, actual director de la Fundación Gabo: «Jaime Abello Banfi –director de la Fundación y co-fundador junto a GGM, Alberto Abello Vives Jaime García Márquez–, era en 1993 gerente del canal regional Telecaribe. El 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes,  en una charla en el lobby del Hotel del Prado, el escritor le echó “el cuento de su vida periodística” y le comentó la idea, urgente, de hacer un taller para periodistas jóvenes. “¿Y por qué me hablas de todo esto?”, preguntó Banfi. “Porque quiero que me ayudes a pensar cómo hacerlo”, le contestó el escritor».

El diario colombiano Semana entrevista a Jaime Abelló Alfi. No te la pierdas:
-SEMANA: En este cuarto de siglo, ¿cuál es la cuestión más dura que ha atravesado el periodismo?
-J.A.B.: La disrupción en los modelos de sostenimiento económico y relacionamiento con las audiencias. El gran desafío de la transformación digital para los medios ha sido mantener la conexión y el vínculo de confianza con la ciudadanía, que fracciona ahora su tiempo y atención con los celulares, las plataformas y las redes sociales. La publicidad, que era la fuente principal de ingresos, también se ha fraccionado en distintos canales. Y la credibilidad de los medios informativos está afectada por la proliferación de información falsa o distorsionada, disfrazada de periodismo, y por la impaciencia de la gente hacia nuestros errores y lo que percibe como sesgos. El periodismo está obligado a asumir esa realidad difícil, pero también a buscar nuevos caminos.

Y recuerda, «en Periodismo, ética y técnica son como el zumbido y el moscardón»
+Info:
-Editorial del diario de Colombia El Espectador: Veinticinco años de la Fundación Gabo
-LaPrensa7dias.com también dedica un artículo al aniversario de la Fundación Gabo
-El Heraldo de Barranquilla asimismo publica un extenso reportaje: ‘Fundación Gabo: 25 años de engrandecer el legado del Nobel de Aracataca’
-Entrevista con Jaime Abello Alfi: “El Periodismo está más vivo que nunca”

Te puede interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *