Muerte en la portada

Escrito por1001 Medios

25 May, 2020

El New York Times ha llegado al corazón de muchas personas con su portada de este domingo 24 de mayo. No solamente al de sus lectores, sino al de las miles de personas a las que les ha llegado la portada a través de las redes sociales, donde ha sido compartida de forma multitudinaria. Es tradición en la Prensa publicar los nombres de los fallecidos por las guerras, por las crisis, por el terrorismo en su portada, como bien explica el profesor Miguen Ángel Jimeno en su muy recomendable blog La Buena Prensa.

También surge el debate sobre no publicar noticias o fotografías que hagan que el lector se atragante con su desayuno, según recoge la vieja tradición periodística anglosajona. La más clara referencia en España sería la portada de los ataúdes que publicó no sin polémica el diario El Mundo.

La pregunta, sin embargo, es la que suscita la portada de The New York Times. ¿Por qué ha gustado tanto cuando habla de muertos? Probablemente la respuesta esté precisamente en el corazón de cada lector, de cada persona que la ha compartido o que le ha dado un ‘me gusta’. Pero, probablemente, porque es periodismo caviar, de diamantes, del que no se escuda en la minucia sangrante, luctuosa o exclusiva para llegar al fondo de la cuestión.

Del que es capaz de contar mil historias de mil personas con mil frases en la portada de un diario un domingo de mayo en medio de la pandemia. Y, entonces, desaparece la polémica y brilla el Periodismo.

“Entrenador de equipos de baloncesto de niñas”
“Le cantaba a sus amigos canciones de Tony Bennett”
«Siempre con su Harley Davidson»
«Famoso en su familia por su plato de buey»
«Le gustaba estar cerca del océano»

+Info:
-La versión web de la portada de The New York Times.
-The Project Behind a Front Page Full of Names, la explicación de cómo se hizo, en inglés; y en español.

Te puede interesar…

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Obituarios: La importancia del recuerdo - 1001 Medios - […] 1001 Medios ya nos hicimos eco de la revolucionaria portada de The New York Times del 24 de mayo…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *