El mejor periodismo está en la televisión (II)

The Newsroom

Escrito por1001 Medios

1 Ago, 2012

Segunda entrega sobre las series de TV que tratan sobre Periodismo. Si en la primera recordamos Lou Grant, Periodistas y The Wire para presentar The Newsroom, la rompedora novedad de esta temporada, en este post nos centramos en el discurso del protgonista cuando pide disculpas y reconoce «el fracaso en informar y educar con éxito al electorado americano». También añadimos una selección de perlas que esperamos que os gusten.
The Newsroom
El siguiente discurso, que reproducimos íntegro por su interés, sirve para marcar un punto de inflexión en los informativos de la ACN. Es leído por Will McAvoy en el arranque de las noticias, en horario de máxima audiencia. Las negritas, obviamente, son nuestras.

“Los adultos deberían reconocer sus fallos. Y por eso empiezo este informativo disculpándome ante el pueblo americano por nuestro fracaso. El fracaso en informar y educar con éxito al electorado americano. Fui cómplice de la lenta, repetida, inadvertida, y no corregida cadena de fallos que nos han traído hasta aquí hoy. Soy uno de los líderes de una industria que manipuló resultados electorales, promocionó el miedo al terrorismo, excitó la controversia y no informó de los enormes cambios en nuestro país. Del colapso financiero a la verdad sobre nuestra fortaleza, pasando por los peligros a los que de verdad nos enfrentamos. Soy uno de los líderes de una industria que dirigió su atención con la habilidad de Harry Houdini mientras enviaba a cientos de miles de nuestros jóvenes más valientes a la guerra sin la debida diligencia. La razón de nuestro fracaso no es un misterio. Lo apostamos todo a las audiencias.
En la infancia de los medios de comunicación el Colón y el Magallanes del periodismo televisivo, William Paley y David Sarnoff, fueron a Washington para hacer un trato con el Congreso. El Congreso permitiría a las cadenas emergentes usar libremente las ondas pagadas con el dinero del contribuyente a cambio de un servicio público: usarían una hora del tiempo de emisión cada noche para información televisada (lo que ahora llamamos las noticias de la noche). El Congreso, que no pudo prever la enorme capacidad que tendría la televisión de unir a consumidores y anunciantes no incluyó en su trato el requisito que habría cambiado nuestro discurrir nacional para mejor. Olvidaron añadir que bajo ninguna circunstancia se permitiría la publicidad de pago durante los informativos. Olvidaron decir que el contribuyente te cedería las ondas gratis y 23 horas al día sacarías provecho, pero una hora cada noche, trabajas para ellos.
Y ahora esos informativos tienen que competir con lo que a mí me gusta. Un presentador que está en el mismo negocio que los productores de Jersey Shore. Y ese negocio nos iba bien, pero News Night lo abandona ahora mismo. Podrá sorprenderles que algunos de los mejores periodistas de EE UU están trabajando ahora mismo pero no tienen ni una oportundidad contra el circo cuando llega a la ciudad. Están sobrepasados. Abandono el circo y los chaqueteros. Me voy con los tíos a los que están destrozando. Me conmueve que sigan pensando que pueden ganar y espero que puedan enseñarme un par de cosas.
A partir de este momento decidiremos qué emitimos y cómo se lo mostramos basándonos en la pura verdad de que no hay nada más importante en una democracia que un electorado bien informado.
Nos esforzaremos en poner la información en un contexto más amplio porque sabemos que muu pocas noticias aparecen cuando se cruzan en nuestro camino. Seremos los campeones de los hechos y el enemigo mortal de las indirectas, la especulación, la exageración y los sinsentidos.
No somos camareros que les sirven historias que ustedes piden justo como las quieren. Tampoco somos ordenadores que dan solo los hechos porque la información solo es útil en el contexto de la humanidad.
No me esforzaré en enmascarar mis opiniones personales. Me esforzaré en mostrarles opiniones informadas distintas a la mía.
¿Quiénes somos para tomar estas decisiones? Somos la élite de los medios de comunicación».
Volvemos ahora mismo con las noticias».
PERLAS QUE NOS HAN GUSTADO

.-Diálogo del final del capítulo 1.
-Charlie Skinner: «Que los presentadores tengan opinión no es algo nuevo: Murrow tenía una y eso supuso el fin de McCarthy, ConkRite tenía una y eso supuso el fin de Vietnam».
-Will McAvoy: «Yo no soy de esos tipos»
-Charlie Skinner: «Apuesto todo mi dinero a que te equivocas».

La productora ejecutiva Mackenzie Mc Hale al presentador estrella McAvoy: “No estamos aquí para hacer televisión, estamos aquí para hacer noticias…”.

«Si los republicanos proponen una moción en el Congreso declarando que la Tierra es plana, el Times abriría al día siguiente con: ‘Demócratas y Republicanos no se ponen de acuerdo sobre la forma de la Tierra”. Will McAvoy, en la sala de reuniones, ejemplifica así el sesgo hacia la imparcialidad a Maggie, una de las asistentes de la redacción.

“El Periodista debe ser el abogado de los electores”. Mackenzie McHale, la productora ejecutiva del informativo, a su equipo.

El 8 de enero de 2011 la congresista Gabby Giffords sufrió un atentado durante un mitin. Durante un breve tiempo no se sabía si la congresista estaba viva o muerta. Muchos medios la dieron por muerta, basándose en la retroalimentación del sistema. Si MSNBC dice que está muerta, CNN también lo dice y FOX siguiendo a MSNBC y CNN se apunta al carro, sin darse cuenta de que están todos siguiendo y validando una misma fuente errónea.
En la serie se trata este tema pero Will no dice que está muerta sin tener confirmación oficial del hospital. Un directivo de la cadena entra en plató y exige a Will que diga que está muerta porque lo están diciendo todos a lo que Will se niega. El directivo le dice que cada segundo que no actualiza la información con la muerte de Giffords 1.000 personas cambian de canal para escuchar al tío que sí dice que está muerta.
En el plató se vive un momento tenso porque Will está pidiendo que venga seguridad para sacar al directivo del plató, en ese momento uno de los editores entra diciendo que tiene confirmación oficial de que la congresista vive. Ese editor dice: “Un médico dictamina la muerte, no las noticias”.
CONCLUSIÓN
Sorkin ha trazado una hoja de ruta de los últimos sucesos mediáticos de relevancia global, partiendo, obviamente de la visión norteamericana del mundo. Todos los hitos que se presentan durante la serie han sido primera plana durante los dos últimos años: la explosión de la planta de BP en el Golfo de México, la revolución egipcia, el intento de asesinato de la congresista Giffords…
Eso le da a la serie un sustrato de realidad de forma paralela a la trama interna de la misma: una joven redacción guiada por dos periodistas de raza que quieren dignificar la profesión volviendo a disfrutar del periodismo de servicio al ciudadano.
Una bella serie para los que amamos esta bella profesión y con la que el mago Sorkin hace que nos reconciliemos con las miserias de lo nuestro… Al menos durante 60 minutos a la semana.
MÁS INFORMACIÓN
.-El Periodismo quijotesco
.-Diez años de The Wire, en 1001 Medios
.-Una carta de amor, en Clases de Periodismo
.-Proponemos la etiqueta en Twitter #NewsroomTV para conversar
CRÉDITOS
.-Este post se ha escrito a seis manos por Juan Manuel Blanco PoleyPaco TorresJavier F. Barrera

Te puede interesar…

Una semana mirando a USA

Una semana mirando a USA

Las elecciones presidenciales en EEUU y, sobre todo, su eterno recuento se han convertido en el aliciente informativo...

0 comentarios