La Voz de la Calle no hará honor a su nombre

Escrito porpacotorres

6 Abr, 2011

La primera página de la que iba a ser edición impresa de La Voz de la Calle


Cuarenta periodistas han pasado esta noche desolados. Desolados. Unidos. Y sin contrato.
Un proyecto común, por el que muchos dejaron sus trabajos, se les ha venido encima de un plumazo, informa Público. De un modo frío, cruel. A través de un «email genérico» de la persona que les animó a enrolarse en un barco que se ha hundido antes incluso de soltar amarras y dejar puerto: Teodulfo Lagunero.
La Voz de la Calle, un periódico que tenía previsto situarse «a la izquierda de Público», según rezaban sus principios fundacionales, no hará honor a su nombre y, salvo milagro, nunca llegará.
A media tarde de ayer, algunos de los miembros de la redacción empezaban a contar públicamente lo que estaba sucediendo, mediante sus perfiles en las redes sociales. A través de un correo electrónico leído en voz alta en su redacción acababan de conocer lo que ellos mismos han calificado como «el aborto» del proyecto.
Poco después, una nota de la Asociación de la Prensa de Madrid, reproducida por la edición digital del propio periódico, daba algunos detalles: La causa, según la nota, que cita como fuente a la redactora jefe de Sociedad y Cultura, Mercedes Arancibia, es “no poder hacer frente a un aval bancario que pide la distribuidora” al impulsor del proyecto.
Tras el estupor, y «sorpresa mayúscula» por la noticia -el editor Lagunero había garantizado mínimo un año de publicación del diario- ha seguido una reacción en bloque del medio centenar de periodistas, que ni siquiera habían firmado sus contratos a pesar de que llevaban varias semanas trabajando: han permanecido juntos en la redacción, alimentando la edición digital, encabezados por su equipo de dirección.
Cuentan que «han decidido buscar alternativas» para «lograr la continuidad del proyecto periodístico».
Quizá sea esta lucha para que el proyecto siga adelante de este grupo de profesionales que «mantiene intacta la ilusión» sea la última batalla periodística del fin de una época. O, ¿por qué no? la primera de una nueva era.
Desde 1001Medios, enviamos todo nuestro apoyo a los periodistas que forman parte del proyecto. Ánimo para que encuentren, como suele decir Enrique Meneses, las alternativas al pañuelo de lágrimas. Aunque alguna tenga que escaparse por el camino.

MÁS INFORMACIÓN
Juan SIn Miedo: La Voz de (a la puta) Calle
Etiqueta en Twitter: #Lavozdelacalle
ACTUALIZACIÓN
La Voz de la Calle. La gran broma final, por Alberto Arce.

Te puede interesar…

0 comentarios