"El papel tiene cada vez menos peso porque la web va ganando identidad y evoluciona"

Escrito por1001 Medios

3 Jun, 2012

Vicios y virtudes de los periodistas para sortear la crisis y crear un nuevo escenario de superviviencia
Xabier Letona
ENTREVISTAMOS A: Xabier Letona, periodista y director de Argia
GULA: Dícese del exceso en la comida o bebida y apetito desordenado de comer y beber.
EN LOS MEDIOS: Es querer probarlo todo hasta la indigestión, tener una web, una radio, una televisión, una productora de cine. Y fracasar en todo ello, claro. Es lo contrario al compromiso con la sociedad.
Cuando le pedimos por email que participara en este trabajo, dijo que sí en seguida, “pero lo de la gula no lo entiendo”. Como no era el primero que no comprendía lo de los pecados, cuando le llamamos para concertar cita, intentamos explicarle otra vez de qué iba el asunto. El planteamiento lo tenía claro desde el principio, pero que lo de la gula seguía sin entenderlo.
Quedamos un viernes por la noche en el rincón Hemingway del Café Iruña, en la plaza del Castillo de Pamplona, y lo volvimos a intentar. “Me pedís que teorice sobre cómo funciona la comunicación hoy en día, pero no soy un teórico de la comunicación”. Venía con los deberes hechos, las ideas apuntadas en un papel y con las cosas muy claras.
Aceptamos que el esquema de preguntas ya no valía y decidimos hablar de Argia. Nos contó que en 2009 celebraron el 90 aniversario; que aunque fue una revista con deje religioso, lo perdieron hace tiempo; que Lizardi, Saizarbitoria y Lete fueron colaboradores; que en el 76 dejaron el formato periódico y adquirieron el actual modelo News Magazine, entonces muy de moda en Europa. Nos dijo que en los ochenta Argia pasó de ser una empresa que pertenecía a los Capuchinos a ser una cooperativa de trabajadores y entonces lo entendimos todo.
En el reparto aleatorio de pecados, le habíamos pedido que nos hablara de la gula, justo el pecado que más se aleja de su forma de trabajar, de entender un medio de comunicación y de hacer periodismo.
“No sabía cómo focalizar las reflexiones que planteáis. ¿Comunicación a nivel mundial? ¡Yo no se nada de la comunicación a nivel mundial! ¿A la realidad de los medios de comunicación en euskera? En esta realidad no se dan muchas de las cosas que planteáis y si se dan, son a pequeña escala, a muy pequeña escala”, explicó con una sonrisa y el semblante tranquilo. Las preguntas que habíamos planteado ya no tenían ningún sentido.
“Me parece lógico que un medio escrito quiera evolucionar hacia otra cosa: Internet. Sabemos que no podemos escapar de esa oleada y todos tratamos de hacer algo ahí”. Pero en Internet también se puede fallar, le espetamos. “¿Fallar? Con la experiencia que nosotros tenemos pues…”, se calla. Reflexiona.
“De la prensa en euskera nosotros fuimos los primeros en Internet. Entramos en el 97 y entonces no había nadie, casi no estaban ni los medios más grandes en castellano. Entonces Internet no tenía proyección, pero en nuestra casa algunos vieron la importancia que tenía aquello y empezamos a volcar nuestros contenidos en Internet. Nosotros también hemos evolucionado desde entonces. Pasaron los años y nos dimos cuenta de que era necesario estar en Internet, pero ahí no hay gula, sino supervivencia. Y adaptación”.
Cada ejemplo lo aleja más de la gula. “Internet no es solo escrito, es multimedia, pero empezamos a hacer multimedia y en seguida nos dimos cuenta de que no era suficiente con hacer vídeos, que había que hacer más. En 2009 hicimos nuestro primer programa de televisión”. Con motivo del concurso de bertsos de Euskal Herria hicieron seis programas de 15 minutos. “No los hicimos solos. Los produjimos junto con Info Zazpi y Bertsoa.com”.
Para ellos fue muy lógico juntarse con otros medios de comunicación: “Cada uno tenía una cosa y juntando lo de cada uno hicimos algo que nosotros solos probablemente no hubiésemos podido. Bertsoa.com tenía toda la información sobre el concurso; Info Zazpi, el locutor, y nosotros, la manera de ponerlo en Internet, cosa de la que el resto carecía. Lo hicimos entre los tres”.
“No creemos en los grandes proyectos, en hacer algo y que 50.000 euskaldunes lleguen a tu sitio. ¡Es imposible!”. Aquí las cosas funcionan de otra manera. “Cuanto más pequeño eres tienes más necesidad de hacer cosas, así que hay que estrujarse la cabeza. El soporte (Internet) y la realidad te obligan a seguir adelante. ¡Quién me iba a decir a mí cuando empecé hace 22 años en Argia que íbamos a hacer una tele! Claro, todavía no hemos hecho una tele, pero hemos hecho un pequeño programa y ahora queremos hacer un informativo corto. Estamos en ello. Y todo esto hay que hacerlo con la misma cantidad de gente”.
Junto con la constante renovación, Letona asegura que es necesario reciclarse. “Si Argia.com sigue adelante es por Argia. El papel tiene cada vez menos peso en la web porque ésta va cogiendo identidad propia y va evolucionando. El papel no le puede dar imágenes en vídeo, pero sí le da contenidos y esos contenidos se pueden utilizar para hacer multimedia”, ofreciendo el contenido del papel de otra manera, convirtiéndolo casi en otro producto que se consume de otra manera. Sin gula, solo por supervivencia y adaptación.
EL PROYECTO
‘Los 7 Pecados capitales del Periodismo’
– El primer post: ‘Las locuras de Zuzeu y los 7 pecados de los medios de comunicación
– La presentación del Proyecto: ‘Los 7 Pecados del Periodismo
– La Pereza: “Somos demasiado indulgentes”, según Ícaro Moyano.
– La Envidia: “Es un privilegio ser periodista. Es un regalo«, según Ana Alfageme.
– La Lujuria: “Nacerá una nueva generación de medios en tres años”, según Marta Peirano.
– La Avaricia: «Nos preocupa perder la conexión con los lectores«, según Arantzazu Zugasti.
– La Ira: «El pecado de los grandes medios es pensar que la sociedad está a su servicio«, según Martxelo Otamendi.
– Proponemos #Pecadismo como etiqueta en Twitter.

Te puede interesar…

0 comentarios