Wikileaks o el periodismo: la jugada perfecta

Escrito porpacotorres

29 Nov, 2010

¿Qué ha pasado esta tarde? La respuesta no por sencilla, deja de tener una soberbia trascendencia: El mundo ha cambiado hoy, por obra y gracia del Periodismo.
La mayor filtración de la historia, 250.000 folios con las comunicaciones de las embajadas de Estados Unidos en todo el mundo, han dejado a la luz la cara más secreta (y sórdida en muchos casos) de las relaciones diplomáticas del país más poderoso del mundo.
No ha sido una filtración al uso. Wikileaks, una página colaborativa al estilo de la Wikipedia, consiguió los documentos secretos y los ha puesto a disposición de cinco de los medios más poderosos del mundo. Aunque no es la primera vez que el proceso se llevaba a cabo así, la maquinaria periodística ha funcionado de manera distinta al resto de las grandes (y pequeñas) filtraciones de información sensible en la historia de nuestro oficio.
En este caso, los periodistas que están publicando la historia no la han recibido de ninguna fuente convencional, pero el periodismo (que debe contar aquello que en algún lugar alguien no quiere que se sepa, es decir: la esencia misma de la noticia) ha cumplido con creces su cometido.
Probablemente, si Wikileaks no existiese, nunca hubiésemos sabido que los USA ordenaron espiar a la ONU, entre las miles de cosas de las que nos enteraremos en los próximos días. Las presiones del poder a la prensa están a la orden del día. Callar a cinco de los periódicos más importantes del mundo, se antoja más complicado, a pesar de los constantes y documentados intentos en las últimas horas por matar al nuevo mensajero.
Es pronto para decir cómo, pero el mundo cambiará después de la tarde del domingo 28 de noviembre de 2010. En otro día histórico para la profesión, con el que ya se ha dado en llamar el #cablegate o el caso #wikileaks, los periodistas nos estamos dando cuenta de que, quizá, el proceso de contar noticias, de las de verdad, haya cambiado para siempre.
Probablemente, la fuente esté más segura que otras veces. De eso se han preocupado también los medios que han podido contarlo de primera mano y así lo aclara el director de El País, Javier Moreno. Quizá el periodista no haya tenido que cazar los papeles pero, valga el simil futbolístico a unas cuantas horas del #clasico, otros han hecho la jugada y los periodistas se han convertido en mejores rematadores que nunca.
Más cosas distintas: Ha sido una exclusiva global vía web: Emociona el vídeo que la redacción del rotativo de Prisa ha hecho público de cómo se han vivido allí los momentos previos a la publicación del despliegue informativo: Con Vicente Jiménez dando las últimas instrucciones, Borja Echevarría transmitiéndolas, Sindo Lafuente supervisando, los editores controlando que el resto de medios ‘afortunados’ no hubiesen dado ya nada… y los aplausos finales al publicar.
¿Alguien cree que ha habido la más mínima duda de guardarse la exclusiva para el papel?
Es razonable, no obstante, que se puedan albergar dudas sobre si muchas de las noticias publicadas y de las que se publicarán en los próximos días, no deberían ver la luz por cuestiones de seguridad.
Así lo explicaba también esta tarde Le Monde, rebotando el comunicado de la Casa Blanca al respecto de la macro-filtración: «EE UU rechaza profundamente la divulgación de cualquier información que ha sido creada para ser confidencial, y condena esta acción. Los diplomáticos deben poder manejar sus conversaciones aisladas con sus colegas, y deben estar seguros de que estas conversaciones garantizarán su naturaleza privada. La franqueza del diálogo en el seno de los gobiernos y entre los gobiernos está en el corazón mismo de las Relaciones Internacionales; no podríamos asegurar la paz, la seguridad y la estabilidad internacional sin este diálogo»
El matiz, aportamos desde este laboratorio, es que nos sentimos más seguros conociéndolo. O quizá ni eso: Sólo sabiendo que existe la posibilidad de que esos diálogos, u otros cualesquiera, pueden ser conocidos en cualquier momento. ¿Y ustedes?
La apostilla de la información en Le Monde sigue teniendo enjundia: «Deseamos y animamos el debate sobre las ideas y las cuestiones cruciales de la política pública, pero difndir documentos a la ligera y sin considerar las consecuencias eventuales no es el mejor medio de comprometerse/apoyar este debate»
Es difícil dudar de que una de las primeras consecuencias de todo esto, será que el cambio de época que la tecnología ha propiciado en la sociedad, tendrá que ser asumido de facto por los Gobiernos. Las consecuencias de lo contrario, las tenemos, por fortuna, en las portadas de los periódicos.

Te puede interesar…

6 Comentarios

  1. Juanjo Domínguez

    Han elaborado una reflexión calibrada sobre este cimbronazo del periodismo mundial. En verdad, tanto el hecho como la opinión están para ser impresos y llevados hoy mismo a las aulas universitarias y a las redacciones. Saludos desde la Argentina.

  2. Juan García

    ¿Periodismo? ¿Crees que han sido los periodistas los que han conseguido esta filtración?
    Wikileaks sabe perfectamente que iban a intentar boicotear el sistema, y para evitar el «silencio» debido al ataque, se lo ofreció a los periódicos, pero lo más duro y lo más fuerte ha sido cómo se han obtenido dichos datos, no quien lo ha publicado.
    Siento discrepar.

  3. Juanjo Domínguez

    Estimado Juan, yo creo que sin dudas el protagonista del #cablegate es Wikileaks, pero no me imagino que una información de este calibre sea comprendida y surta semejante impacto en la opinión pública mundial sin haber sido interpretada, procesada y explicada por periodistas. ¿Vos realmente te lo imaginás? ¿Qué hubiera sido de Garganta Profunda sin el Washington Post? ¿Qué hubiera sido de Nixon y de Estados Unidos sin Bernstein y Woodward? ¿Te lo imaginás? Un saludo cordial, desde la Argentina.

  4. Jack Daniel's

    Coincido en toda tu apreciación, Paco. Sin embargo hay una cuestión que muy pocos se plantean; no estoy yo tan seguro que los grandes medios se hayan abstenido de publicar toda la información. Puede darse el caso de alguna de las noticias reveladas no sea de su interés, o más bien al contrario. y ¿quién me garantiza a mí que el medio en ese caso concreto no va a imponer su línea editorial. Hubiera sido más interesante, desde mi punto de vista, poner la información en manos de los grandes medios y de los grandes sitios web de noticias independientes, algo que garantizara la transparencia.
    Por lo demás, te felicito por la entrada.

  5. pacotorres

    ¡Hola Gregorio!
    Estoy seguro que entre los 250.000 documentos había cosas muy interesantes, tal y como estamos comprobando, y miles de aspectos muy poco útiles. En realidad, la única garantía que tenemos los lectores es que los medios afortunados estén haciendo bien su trabajo. No sabemos exactamente por qué los eligió wikileaks, pero no es difícil imaginarse que algo tuvo que ver su extraordinaria influencia, su credibilidad y su solidez frente a posibles presiones que, de hecho, se están produciendo.
    Un abrazo, y gracias por pasarte por aquí.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Resumen Semanal de TirzOnline: December 4th | Jorge Tirzo - [...] Shared Wikileaks o el periodismo: la jugada perfecta. [...]
  2. 1001 Medios » Blog Archive » Entrevistados en Prensa Libre (Guatemala) - [...] raíz de la cobertura realizada por 1001Medios tras la mayor filtración de documentos de la historia a través de…
  3. 1001 Medios » Blog Archive » Wikileaks o el pensamiento crítico - [...] Bauluz, nada más empezar, las filtraciones que han sonrojado a la Casa Blanca. Un hito que ha cambiado para…
  4. 1001Medios en los Cursos de Verano de El Escorial Servimedia | 1001 Medios - [...] O de varias maneras más. O que estalle Wikileaks y que seamos capaces de realizar una guía para no…
  5. Los límites de la red están en El Escorial | 1001 Medios - [...] O de varias maneras más. O que estalle Wikileaks y que seamos capaces de realizar una guía para no…
  6. El caso Wikileaks en el periódico 20 Minutos en España | 1001 Medios - [...] tuit del 29 de noviembre. .-¿Cómo contar la mayor filtración de la historia?, por @jonlaiseca .-La jugada perfecta, por…