Aviso a navegantes: a la red no se se viene a impartir sino a compartir

Escrito porcristinavera

15 Abr, 2010

Arrancan las jornadas con un debate sobre «La información distribuida» en red y «La persona como marca».  Paco Olivares modera la conversación entre Antonio Martínez Ron (Fogonazos), Alicia Baidal Morell (@baimorali) y la directora adjunta de 20Minutos.es, Virginia P. Alonso,  junto a los inscritos más madrugadores de las séptimas BYM. El debate está servido y abre fuego Alonso con un aviso a navegantes: Los medios y los periodistas debemos aprender que a la red no se se viene a impartir sino a compartir.  (Foto de @ferminius)
A partir de aquí, la credibilidad, capacidad de influencia o de generar comunidad, se la gana cada individuo tweet a tweet  y post a post, al margen del medio o la empresa para la que trabaje.  Eso es al menos lo que sostienen, además de Virginia  Alonso, Alicia Baidal y Martínez Ron, convencidos de que la capacidad de liderazgo de una gran corporación o marca en el mundo real no se traslada de forma automática a la red.  En este sentido el artífice de Fogonazos recuerda una anécdota personal.  Cierto programa radiofónico con miles de oyentes utilizó uno de los sus textos pero sin citar la fuente. Martínez Ron lo dijo en twitter y generó una espiral de queja tal que la cadena tuvo que disculparse. «Es difícil imaginar algo así en el «mundo real»-, asegura,- aunque se niega a hablar de «la persona como marca»: «Llevo años intentando ser un ser humano y ahora soy una marca? ¡el quid es todo lo contrario!: lo que interesa en internet son las personas y no las marcas. El respeto de la red hay que ganárselo paso a paso y siendo consciente de que la honestidad es la vía: Las comunidades son gigantescos detectores de mentiras».  «En la red hay dos tipos de gente: los que tratan de venderte una moto y los que arriman el hombro», concluye Martínez Ron. Alicia Baidal Morell (@baimorali) asiente.
Los usuarios de internet son muy reacios a cualquier tipo de «venta». Los medios y las empresas encuentran comunidades reticentes a que se les trate de «inyectar» información o productos.  Su modelo de influencia o liderazgo en el mundo real no se puede trasplantar sin más a la red.  Sus formas de comunicación o relación con lectores/usuarios o clientes, tampoco.
Baidal trabaja actualmente como «agitadora» en la red de una institución educativa y aplica estas ideas: «Hoy me conoceis más por un nick que por un DNI, más por un avatar que por una foto de carné. ¿Cómo se consigue? No lo sé: cuando llegas a la red no llegas con un manual de instrucciónes. Nadie nos dijo normas o cómo moverse. En mi caso he dedicado tiempo, he conversado, he compartido y creo que eso es lo clave. Si quieres vender algo y estás machacando con el que-guay-soy no vas a llegar lejos en la comunidad. Mi personalidad en red no soy solo yo sino que es una identidad creada por lo compartido. ¿Medirlo? ¿Cómo mides la interacción o la conversación?»
Alicia explica que no es cuestión de cifras ni de followers: «es saber y que sepan de mi, conocer dónde van, de dónde vienen y qué comparten personas como yo  que hacen cosas que me interesanen un ámbito distinto.  Ese es para mi el valor de la red. Y ahora en mi trabajo trato de integrar la institución académica en esa conversación.  Llevarla a donde están sus públicos para que comparta con ellos contenidos e informaciones que les interesen y explicados en su propio lenguaje»
Pasar de impartir a compartir genera incertidumbre entre los medios de comunicación y las empresas. En el dinámico debate tras las intervenciones iniciales de los ponentes, ha quedado claro que el periodismo tiene el reto de no perder rigor ni  razón de ser al dar cabida de tú a tú al usuario. Las empresas e instituciones, por su parte, se enfrentan a unos potenciales clientes que no quieren vendedores sino que alguien se interese por ellos con honestidad y sepa compartir cosas que les aporten algo.  Una revolución nada silenciosa en la que aun queda mucho por teclear.

Te puede interesar…

7 Comentarios

  1. Anton

    Muy bonito todo esto de internet, las identidades y todo eso pero ¿dónde queda el mundo real cuando se descuida por mantener una identidad digital?. Píenselo que más de uno de ustedes descuida a las personas que de verdad les aguantan cada día. ¿Puede convertirse en una enfermedad?, ¿son enfermedades causadas por las nuevas tecnologías?, cada vez es más habitual.
    Gracias
    Un Saludo

  2. saladeprensa

    En la red importan las personas, no las marcas http://ow.ly/1zFcO #medios #periodismo #periodistas #redessociales

    This comment was originally posted on Twitter

  3. freddiearomerop

    En la #red importan las #personas, no las #marcas http://ow.ly/1zHBR #redessociales #socialmedia #medios #marketing #periodismo

    This comment was originally posted on Twitter

  4. saladeprensa

    En la red importan las personas, no las marcas http://ow.ly/1zFeA #medios #periodismo #periodistas #redessociales

    This comment was originally posted on Twitter

  5. Raimon

    Creo que hay demasiada gente que tiene un problema con el concepto impartir y la clase magistral. A la red se viene a compartir, a impartir, o a hacer aquello que vayas a hacer. Y al que no le guste a otra cosa, que por algo ancha es Castilla.
    Un saludo!

  6. Weber20TERRIE

    I think that to get the mortgage loans from creditors you ought to present a firm reason. Nevertheless, once I’ve received a short term loan, just because I wanted to buy a house.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Resumen Semanal de TirzOnline: April 18th | Jorge Tirzo - [...] Shared Aviso a navegantes: a la red no se se viene a impartir sino a compartir. [...]
  2. 1001 Medios » Blog Archive » Blogs y Medios 7Una recopilación en doce etapas y una conclusión¿Tendremos mejor información en el futuro? - [...] Margón: La desindustrialización de la Prensa Cristina Vera, @MariquillaS: A la red se viene a compartir y Las gratas…